PROXIMOS CONCIERTOS



Los%20Chicos
Quantcast

martes, 11 de marzo de 2008

La historia de Los Chicos en 14 minutos

Al ser este el blog de un grupo de música nunca he puesto un post que no tenga algo que ver con el grupo, y que fuese sólo movidas personales, y este no va a ser menos. Este es algo personal pero ya veréis que guarda relación con los chicos.
En principio, el sábado pasado, cuando nos hicimos la foto que pondré ahora después, hablamos de colgarla en el blog y buscamos varios motivos para hacerlo. Primero, decidimos reírnos de nuestro amigo Íñigo Cabezafuego (Cabezón!!!!!!!!!), y titular el post "Íñigo Pringao!!" (él sabe porqué jeje) y poner sólo la foto. Ayer le tuve que decir que teníamos que suspender el concierto de Pamplona del 17 de mayo, y me daba palo, aparte de que muy en el fondo le queremos (a pesar de ser un poco pringao jejeje), así que hemos sido buenos con él y no lo hemos hecho. También podía haber puesto este post simplemente para decir que 3 chicos habían visto algo increíble, habían estado en el cielo, y que habían pasado 2 horas y media mas que emocionantes. Luego, otro motivo que barajamos fue "porque me da la gana", o, lo que viene a ser lo mismo "porque sí". Pero, al final, el motivo que ha triunfado ha sido el compartir con vosotros un sentimiento que me vino el sábado pasado durante el concierto de un señor (DIOS), y que está relacionado con los chicos, que para eso este blog es lo que es (sí, gastronómico, ya lo sabéis todos).
La cosa es que, fuera de mis previsiones tras ver varios setlists de los conciertos que estaba dando DIOS y no estar esta canción incluida en ninguno, empezaron a sonar los acordes de una canción, y no me lo podía creer. Las otras veces que le había visto creo recordar que la había tocado, pero esta no me lo esperaba, así que la emoción fue enorme. Era “Down By The River”. A estas alturas supongo que os seguiréis preguntando el porqué de la conexión con los chicos, pues aquí va. La primera imagen que yo recuerdo de Rafa es verle sentado en una calle de malasaña rodeado de unos jipis a los que les había cogido prestada la guitarra para aporrear los acordes de esta canción. Ahí, en ese preciso instante, entre rafa y los gemelos, empezó una historia de amor, amistad, y muchas cosas más, que dura hasta nuestros días y que todos conocéis bajo el nombre de Los Chicos, a la cual se fueron uniendo mas tarde otros seres que ya conocéis mas que de sobra por aquí. Así que, durante los 14 minutos (cronometrados por Rafa) que estuvo deleitándonos el sábado pasado con esa obra maestra en forma de canción, se me pasó toda la historia de los chicos por mi mente, en forma de miles de imágenes, todas ellas bañadas en lágrimas de felicidad, ¿por qué no decirlo? algunos roqueros también lloran, y el sábado fue un ejemplo de ello, con sólo ver los ojos totalmente rojos que teníamos los 3 en la barra del bar en el descanso entre la parte acústica y la parte eléctrica , ya que llevábamos una hora sin parar de llorar, llorar de felicidad y de emoción por lo que estábamos viendo, escuchando y viviendo. Vivir eso estando los 3 entre las mismas 4 paredes (aunque fuese en pisos distintos no había distancia entre los 3 en ese momento) fue muy emocionante (sé que uso esta palabra en demasía al referirme a lo que pasó el sábado, pero es que, para mí, es el adjetivo que mejor define a uno de los 2 mejores conciertos que he visto en mi vida, compartiendo honor con el que vi del mismo señor con sus caballos locos en Portugal).
Pues nada, aquí la foto:

Y no podía dejar de poner también una foto con 2 personas que lo vivieron con nosotros y nos han acompañando en casi todos los mejores momentos de toda la historia que vi pasar por mis ojos durante esos 14 gloriosos minutos. Sí, ellas también son Chicos y esta foto es homenaje a ellas también por acompañarnos en tantos grandes momentos.

7 comentarios:

Vagabunda Dharma dijo...

Nooooo, habéis ido a ver a Neil Young!!!!, os odiooo. Never pucheritos again :)

Rafa dijo...

Que razón, tienes, querido Gerard. Yo cada día disfruto más y más y más. Sois una bendición. Y soy ultra feliz por los momentos que compartimos y por nuestro niño, Los Chicos.
Desde ese día nos empezamos a tronchar de risa y es alucinante ver cómo compartíamos una sensibiidad muy similar para la música (supongo que por el puto Auditorio Nacional al que nos obligaban a ir de pequeños...jajaja). La verdad es que es completamente cierto que fué Neil Young el que fraguó nuestra conexión. ÉL y los pies negros a los que les pillé la acústica para tocar sentado en la calle!
Lo del otro día fué de llorar sin parar. Aún se me ponen los pelos de punta. Y os sentía de la mano mientras Neil Young tocaba.
Gracias, gemels.

Los Chicos dijo...

Mayra, este viernes estaré por Palencia. A ver si nos vemos, te doy envidia con el concierto de Neil Young y tú con tu viaje por Australia.
Rafa, Al final vamos a tener que gritar: ¡¡¡VIVAN LOS DOMINGOS POR LA MAÑANA EN EL AUDITORIO Y LOS PIES NEGROS DE LAS CALLES DE MALASAÑA!!!! jejeje
besotes a los 2

Vagabunda Dharma dijo...

JO, a ver si nos vemos¡¡¡he estado toda la mañana hablando con JOhnny y le he contado la historia de Neil Young y Rafa tocando la guitarra y casi se le saltan las lágrimas igual que casi se me saltan a mí¡¡¡ esas historias surrealistas y encantadoras son las que mueven el mundo... ays, este Johnny va a matarme, estoy pensando en hacer una locura y en un mes presentarme por sorpresa aunque sea para pasar una semana, ya me aconsejarás, besosss

Los Chicos dijo...

Que grande Johnny!!!
El viernes hablamos, ahora sólo decirte que le transmitas una cosa:
LOS CHICOS LOVE JOHNNY CASINO!!!!!

José Graná dijo...

Y yo sin saber q había concierto de N Y me he tirado todo el fin de semana de viaje por Italia escuchando un par de discos de Neil Young con el mp3 como un loco!!!!!!
Malditas vibraciones.

Saludos desde Granada

Los Chicos dijo...

José!!!!
que bueno verte por aquí!!!
Pues sí es coincidencia, sí. Por cierto, después de Semana Santa voy a Granada. Si voy a la capital te doy un toque.
Un abrazo muy grande