PROXIMOS CONCIERTOS



Los%20Chicos
Quantcast

lunes, 27 de agosto de 2007

Nuestro viaje a UK

Pues por fin voy a intentar narrar nuestro viaje por Inglaterra y Gales de hace varias semanas. Digo voy a intentar, porque no sé bien de lo que me acordaré, porque, primero, tardé mucho en ponerme a hacerla y luego, cuando la tenía ya algo avanzada, unos señores muy majetes entraron en mi casa y se llevaron, entre otras cosas, mi ordenador con eso escrito. Así que me pongo a hacer memoria.
Jueves 9 de agosto
El vuelo sale a las 21 y pico y quedamos 2 horas antes para ver como hacemos para colocar todos los trastos de forma que no tengamos que pagar equipaje extra. Una pena que la cámara de Arnie no aceptase las pilas que le compré para poder demostar que en una funda de guitarra, aparte del instrumento para el que está diseñada puede valer para meter pedales, cables, cds, camisetas, calcetines y calzoncillos. Vamos, que pasé un rato divertido jugando al tetris en la funda. Luego vinieron el resto y colocamos el pedal del piña en la mochila de Blote, y no sé qué más hicimos, pero nos libramos de pagar extras. El vuelo se pasa rápido entre revistas y concursos de easyjet con los que siempre picamos y ganamos las galletitas saladas mas caras de la historia.
Llegamos a Luton a las 23 y mucho, y hay que pillar un bus para victoria, y luego pillar otro bus a casa de Iain y Pepe. Hay un poco de lío y Rafa y yo nos vamos a pillar los billetes a las taquillas y el resto se van a las paradas de autobuses. Ahí, unos en un sitio y los otros en otro esperándonos mutuamente, haciendo el gañán y va pasando el tiempo para que perdamos el bus. Ya nos encontramos, pero el resto estaban en una parada distinta. Ahí tenemos el primer "percance" con un autobusero en el finde. Rafa se va a buscarles a la parada donde estaban y yo me quedo en la que sale el bus. Total, que le digo al busero "Please, wait, they are coming" y él, sin ni siquiera mirarme a la cara, me cierra el maletero en los morros y me dice "And we are going". Allí nos quedamos otra media hora espernado al bus. 1 hora y pico de viaje después llegamos a Victoria, donde, como había tiempo de sobra, algunos osados (más bien habría que llamarles hambrientos) se pillan la primera dosis de basura para echarse al estómago. Llega el bus. Segundo percance, subo y le digo, me da un billete, y me dice (tb sin muy buenas maneras) que no, que él no vende, que hay que sacarlo en una máquina. Según bajamos arranca sin darnos ni un segundo para pillar los billetes. No me acuerdo lo que pasó luego, pero algo pasó que nos demostró que no nos vendió los billetes porque no le salió de los huevos. Llegamos a casa a las 2 y pico, y, claro, estos están mas que sobados. Poca charla y a dormir, que a la mañana siguiente algunos madrugábamos para irnos a arrasar con las tiendas de discos.
Viernes 10 de agosto
Al levantarnos lo primero que hacemos es plantar un par de tiendas en el jardín, ya que esa noche ya somos unos 12 o 13 los acoplaos y no había ya ni un mm de suelo libre.
Como ese era nuestro plan, arrasamos con las pocas tiendas que nos dio tiempo a ver. Mención especial por mi parte, como siempre, a la tienda donde curra Oihane, Sounds That Swing , especializada en rockabilly, blues, R&B, country,..., donde además nos encontramos con Christine.
Luego Manu, Iain y yo nos vamos a recoger las furgonetas que habíamos alquilado por internet y ya de paso recogemos a Antonio y María en Victoria, que acababan de llegar. Nos hacen el lío y nos dan algo totalmente distinto a lo que habíamos alquilado. Vamos, que habíamos pillado 2 monovolúmenes de 7 personas cada uno y nos dieron 2 coches de señor, que para ir a una reunión de trabajo con unos yupis empresarios te da un aire muy distinguido de puta madre, pero para llevar el equipo es una mierda, y sobretodo que no entrábamos todos los que éramos. Total, que, como por mucho que discutimos no podemos hacer nada, Iain se ofrece a llevar su coche para tener hueco para todos, y nos vamos a casa a recoger las cosas, que ya vamos con un retraso enorme para la prueba de sonido en el Dirty Water Club. Cuando llegamos a la casa compruebo que la tienda que le había costado a Rafa algo así como media hora montar, estaba en el suelo y donde estaba antes, hay una hoguera jajajaja. Pues eso, llegamos muy tarde a la prueba de sonido, y ahí aparecen las 2 sorpresas del día, que 2 del grupo ya sabíamos, pero el resto no, y nos callamos como putas jeje. Primera, Ramón (técnico que ha grabado nuestros 2 últimos discos) está en Londres y nos va a hacer el sonido del concierto. Segunda, Vanessa decidió, el día antes, que se venía y se pilló el billete y apareció por allí.
El concierto: el primer grupo estuvo de puta madre, Beast With A Gun, un trío de 2 guitarras y batería, que me molaron mucho, e hicieron varias versiones muy buenas, de las que solo me acuerdo del She Said de Hasil Adkins, con la que acabaron.
Luego tocaron Like A Bitch. Lo que ví, a mí no me dijo mucho. Estuvimos la mayor parte del tiempo en el camerino, poniéndonos "guapos" y haciendo los set lists, y preparándonos para que, en cuanto acabasen, empezar echando leches, que ya iba todo con mucho retraso. Luego nos tocó el turno a nosotros, estuvo muy bien el concierto, y a la gente le gustó mucho, pero estuvo algo más tranquilo que otras veces que hemos tocado allí, que se liaban unas muy muy muy gordas ( y eso que a la primera canción, nuestro amigo portugués Alfonso ya salió lanzado contra el escenario y casi tira toda la batería), o igual es la impresión que me ha quedado a mí comparándolo con lo que pasó al día siguiente. En este concierto hay que hacer una mención especial al Piña, que unos momentos antes del concierto estaba malísimo, intentando vomitar, y, para ser sinceros, yo estaba convencido de que no íbamos a poder acabar, porque estaba muy chungo. Así que Piña fue el héroe de la noche. Debió echar la mierda que se había comido en un buffet de comida rara, de a saber dónde, por los poros al sudar tras la batería. Después del concierto, lo de siempre, fiesta, cerveza y pa casa a eso de las 3 y media. Ahora no puedo por más que echarnos unas flores a Manu y a mí, porque es la segunda vez que llevamos a cabo una proeza, que es atravesar Londres y llegar a nuestro destino, en coche, con la única ayuda de un mapa de metro!!!!!!!
Os pongo una selección de fotos de las que hicieron Marta y Laura. Muchas gracias a las 2, porque si no no habría ningún retratillo de este concierto.










Sábado 11 de agosto
Nos levantamos para salir rumbo a la conquista de Gales, por segundo año consecutivo, y tercer año que vamos al Tapestry Goes West (el primero fue al sur de Inglaterra), sin duda uno de los mejores festivales donde he estado nunca, y, desde luego, uno d elos más originales. Sólo tenéis que ver el video que puse hace unos días para haceros una idea de lo que se cuece (y lo que se cuecen estos guiris) por allí. Christine nos da una alegría y decide que se viene con nosotros, y ya se volverá a Newcastle el domingo.
Queríamos llegar a tiempo de ver a los grandiosos Alan Tyler & The Lost Sons of Littlefield así que intentamos salir lo más pronto posible. Íbamos bien de tiempo, cuando de repente, pasamos el peaje a unos 80 kms de nuestro destino, y a Iain le da problemas el coche y se para en el arcén. Se había roto una bomba o algo así. Total que nos quedamos en la carretera tirados, esperando a que venga la grua. Pensamos que en un país civilizado no iba a pasar como aquí y la grúa tardaría poco en venir, y, que equivocados que estábamos, nos quedamos allí un huevo de tiempo, si no llegó a 2 horas, poco le faltó. Al final, tras varios intentos fallidos de hacer auto-stop, Antonio lleva a algunos al tren al pueblo mas cercano, y al final viene un tipo como el de la foto, pero sin el traje y una altura que a mí me parecía de unos 3 metros, y al que después de haberle puesto a parir repetidas veces ni dios se atrevió a rechistarle. Se lleva a Iain y su coche y nos quedamos con la incertidumbre de si el pobrecillo, después de traer su coche por hacernos el favor, se vendría al final al festi o preferiría volverse a Londres.

La mayor putada de esto fue el no poder disfrutar del festi como nos habría gustado, viendo conciertos (como el de Alan Tyler) y demás, proque a la hora que llegamos nos dio tiempo a montar la tienda, prepararnos para ir a nuestro escenario, y poco más.
Aquí llegó el momento cumbre del finde, nuestro concierto. En mitad del concierto ya hubo una invasión del escenario por el público, que no paró de bailar en todo momento. Según veía eso pensaba en la cantidad de gente que nos ha preguntado muchas veces "¿son tan sosos los ingleses como se dice?" a lo que yo suelo responder que algunas de las mayores fiestas que se han montado en conciertos nuestros han sido allí. Y el final fue apoteóisico, como podéis ver en el video de la versión de Fiesta de los Pogues. Tengo que reconocer que dimos un concierto de putísima madre, y si está mal visto que lo diga yo, me da igual, porque es verdad, y para una vez que diga algo así no va a pasar nada, que yo suelo ser algo crítico con nosotros mismos (no tanto como Antonio, eso sí). Además, después del concierto no os podéis ni imaginar la de gente que nos dijo que fue el mejor concierto de todo el festival, y no sólo allí, luego lo han hecho en el myspace y por email. Vamos, que hicimos algo que nos llenó de orgullo, y todo eso, pasándonolo de pelotas. Aquí van algunas fotos, en una de las cuales se puede ver a Iain, que demostró ser el más grande (He's the One, como le cantamos allí mismo), y venir al festi, a pesar de todo, con un coche que le dejaba el seguro, y en otra de las cuales sale Arnie con la bebida que encandiló a los británicos, y voló cuando fuimos tan ingenuos de ofrecérsela a ese público con una gran concentración de borrachos por metro cuadrado, el patxarán etxeko, directo del duty free shop de barajas.


En ese momento te preguntas "¿qué más se puede pedir?", pues los que nos conozcáis os podéis imaginar lo que tenía que ser el final perfecto, un puesto que vendían cerdo galés, hecho ahí mismo a la brasa, que estaba de morirse. Le dijimos a la señora, que era más maja que las pesetas, que era lo mejor que habíamos comido nunca en Gran Bretaña, y es que es totalmente cierto, que rico que estaba!!!!!!!!. Ah, y bueno, se me ha olvidado decir que después nuestro tocó un grupazo de pelotas, que es una pena, porque fue su último concierto, Pink Grease.
Se me había olvidado contar el final de la noche del sábado. Allí los horarios del festi son horarios ingleses totalmente, y cuando acaban los conciertos a las 11 o 12, se acaba todo, así que empieza el rollo totalmente jipi (bueno, sigue, porque todo el festi es bastante jipi), y hacen una hoguera enorme alrededor de la cual se congregan (nos congregamos) los más chuzos, o los que han aguantado todo el día y tienen ganas de seguir de fiesta. Pues allí, con guitarra y bajo acústico nos vimos obligados a cantar alguna tonadilla, así que, ya que éramos españoles nos tocamos unos flamencos que ni tomatito jajajaja Al grito de “ratitaaaaaaaaaaaassssss divinas, divinas ratitas, gorda y redonditas parecen que no faltan de comeeeeeeeeerrrr” la gente se creería que sabíamos tocar flamenco, es lo que tiene no saber de una música, que llega alguien te pega 4 gritos y parece que lo hacen bien jajajaja Luego ya dejamos el folklore español y nos dimos al americano con alguna de Neil Young, Ramones, Sonics, y no me acuerdo qué más.
Domingo 12 agosto

Algunos madrugamos porque hay que estar pronto en Londres por los que se vuelven antes. El resto dormirán un poco más, y no puedo contar lo que hicieron. Nosotros de viaje de vuelta, parando en un área de servicio a desayunar mierda de burger king y p’alante. En Heathrow se quedan Antonio y María, y en Londres, en Victoria, se quedan Vanesa y Andrea para irse a gatwick. Yo, para variar, me voy a comprar la última remesa de discos, esta vez sgs, que entran mejor en la maleta. Vuelvo a casa, ya habían llegado el resto, hacer la maleta (Rafa y yo dejamos las tiendas y un saco allí porque no nos entran los discos), y al pub a cenar un pollo a la no sé qué con arroz y un roast no sé cuantos, que la verdad, no estaba malo. Un concierto de jazz con jam session y nos vamos, ya que Rafa había perdido el pasaporte en el tapestry, y el que se lo iba a traer a Londres está ilocalizable, y nos íbamos a las 6 de la mañana. Vamos a la comisaría, nos dicen que ahí no pueden hacer nada, nos dan un papelito para entregar a la mañana siguiente, así que la única opción era ir a la comisaría del aeropuerto. Antes de irnos nos tomamos la última ración de mierda a base de alitas de pollos grasientas. En Victoria último incidente con buseros. Llegamos y nos ven aparecer con todos los tratos y se asustan, que les vamos a llenar todo el maletero (sólo tenían abierto una parte). Le dice no sé qué el de los equipajes al conductor y baja, y nos dice que tenemos que pagar 1 libra por cada equipaje, le decimos que no, que 2 días antes habíamos usado el mismo bus y no nos cobraban nada, el tío, que las normas pueden cambiar de un día para otro, total, al final, tras un ratillo "que si" "que no" le decimos que no le pagamos y subimos al bus dejándole con la palabra en la boca. Claro, al resto de pasajeros no les cobraba nada. Definitivamente, en este viaje llevábamos en la frente una pegatina que ponía “guiris pringaos, intenta engañarles”, solo visible con las gafas especiales que llevan los buseros ingleses. Tengo que decir que yo no dormí en todo el viaje pensando que en alguna parada nos podían mangar las guitarras algún amiguete del conductor. En el aeropuerto, rafa a la comisaría, le dicen que creen que ha vendido el pasaporte porque en las últimas semanas ha habido varios españoles que lo han hecho,etc,etc… Al final le dan un papelito para que se vaya del país. Si fuese para entrar ya sería otra cosa, pero con tal de que te vayas te dan lo que sea jeje

Y aquí se acaba el viaje, dormir un poco, luego el vuelo durmiendo y a casita. El año que viene más ¿¿¿y mejor???

Muchas gracias a los que nos acompañasteis, y a Laura y Marta por las fotos.

10 comentarios:

AlbertocH. dijo...

JAJAJA!!gran resumen!!!Un abrazote!! y que viva el Patxaran!!!!!Nos vemos en Vitoria!!!!!

Los Chicos dijo...

Lo he ampliado un pquillo y iré haciéndolo a lo largo d ela semana, así que puedes estar atento al devenir de los siguientes acontecimientos jeje
El vienres te invitamos a un kalimotxo por nuestro cumple.
un abrazo

sinnerman dijo...

Los mas grandes, sin lugar a dudas!!!!
Vuelve pronto de Vitoria y sigue contando, que esto de ir por capitulos es peor que ver un culebrón de la primera.

Salud!!!

Gerardo dijo...

No me presionéis, que necesito que me venga la inspiración divina jejeje
Un abrazo

Anónimo dijo...

gran reseña!!!
por cierto, felicidades!!!

kanuto

Rafaelo dijo...

Gerard. Me flipa tu gaceta. Vaya deshueve de fotos. Antonio sale con cara de Popeye y estallando de la risa, fender en mano. Que ilu vernos reir más que nunca cuando tocamos...y con los años que llevamos, y siempre tronchados de la risa, y la güasa que nos queda...por muchos muchos años. Os quiero Chicos!!!!!!

Manuel77 dijo...

Jojo, los fuckin bus drivers no se andan con zarandajas en la gran bretaña. Un tanto spinal tap sí ha sido el asunto de las comunicaciones, no?

Los Chicos dijo...

y tanto, acabo de colgar el final de la crónica. 3 veces que montamos en bus, 3 problemas.
Y lo del coche, ya fue Murphy y su mierda de ley jeje

furilo dijo...

"en ese momento te preguntas "¿qué más se puede pedir?", pues los que nos conozcáis os podéis imaginar lo que tenía que ser el final perfecto, un puesto que vendían cerdo galés" jajajajaj, legendario!!! :) el festi este tiene una pinta tremenda, yo creo que el año que viene lo cambio por el felipop!! un abrazo chicos! alvarito

Los Chicos dijo...

jajajaja Tú eres de esos que nos conoces bien jaja
El año que viene te vienes, además cada año es una fecha distinta, así que, si no coincide con el felipop, puedes hacer doblete.
Un abrazo
gerardo